Bienvenido a GS1 México | El Lenguaje Global de los Negocios

    Sector Financiero

    Inflación y aumento de tasas, ¿cómo deben prepararse las empresas?

    GS1 México
    Posted by GS1 México

    El panorama es desafiante para las empresas en la actualidad. Diversos factores económicos y geopolíticos contribuyen a que haya un alza en la inflación y en las tasas de interés por parte de los bancos centrales y, en consecuencia, hay una baja en el consumo. Y los analistas pronostican que el escenario adverso se extenderá hasta 2023.

    Carlos López Jones, Editor en Jefe en Tendencias Económicas y Financieras, explica que nos enfrentamos a dos cisnes negros, en este caso, la pandemia por Covid-19 y la guerra entre Rusia y Ucrania. Además, era inimaginable que Occidente le pusiera sanciones a Rusia, uno de los mayores productores de petróleo y proveedor de gas en Europa. Esto provocó que llegáramos a una estanflación, fenómeno que sucede cuando hay un estancamiento económico y un bajo crecimiento.

     

    El gran problema: la inflación a nivel mundial

    La inflación es el proceso económico en el que hay un aumento en el precio de los productos. La que vivimos actualmente se generó por un desequilibrio entre la oferta y demanda de productos y, ante la escasez, llegó el aumento en los precios.

    Ana Sepúlveda, Client Portfolio Manager de Fintual, menciona que cuando la inflación viene por parte de la demanda puede ser atacada por parte de los bancos centrales a través de un alza en tasas, lo que se reduce el consumo e impacta en el crecimiento económico. Sin embargo, se ve una inflación generada por la falta de oferta por el tema de China y la guerra entre Rusia y Ucrania.

    Inflación y tasas de interés

    Alain Jaimes, analista económico y bursátil de Signum Research, opina que la inflación responde a factores de oferta, en este caso, disrupciones en la cadena de suministros, cuellos de botella, ineficiencias logísticas y de transporte. A lo anterior se debe sumar a un crecimiento en la demanda, mayor a la oferta disponible. Sin embargo, consideró que el principal problema fue la falta de oferta.

    De acuerdo con Fintual, la mayor demanda también es producto de la oferta monetaria que existió en Estados Unidos al inicio de la pandemia donde se incrementaron de manera sustancial los subsidios y diferentes estrategias que se reflejaron en el aumento de la demanda.

     

    ¿Habrá recesión económica?

    Carlos López menciona que una gran preocupación: desde la Segunda Guerra Mundial y hasta los últimos 80 años, Estados Unidos ha subido su tasa de interés en 12 ocasiones, llevándola por encima de 2.5%. De éstas, en ocho ocasiones ha entrado en recesión.

    “Una recesión es cuando se vende menos comparado con el año anterior. Es mala porque ver una menor demanda, los productores comienzan a despedir personal y comienzan a bajar sus precios, que es lo que buscan los bancos centrales”.

    Inflación y tasas de interés 2

    Ejemplifica que un problema grave es el aumento en el precio del petróleo y gas, algo que afecta a todos. “En el caso de Texas, nos vendían el gas natural en tres dólares el millón de BTU, este año está por encima de nueve dólares.”

    Y espera que en el corto plazo haya un aumento en el costo de los productos lácteos porque el maíz y el trigo son granos forrajeros que sirven para alimentar al ganado.

     

    ¿Subir las tasas puede ayudar a bajar la inflación?

    Si bien el alza de tasas es un camino para bajar la inflación no es una garantía, porque de la mano de la oferta baja están los problemas en la transportación de las mercancías y la materia prima que no se ha podido mover por la guerra entre Rusia y Ucrania.

    Un aumento sostenido en las tasas de interés no es la única solución porque es necesario que haya un aumento de nuevo en la producción de materia prima, así como el fin del conflicto geopolítico, y eso tiene tiempos específicos que salen del control de los bancos centrales.

    inflación y tasas de interés 3

    Alain Jaimes, resalta que “la política monetaria responde principalmente a nivel de demanda, actúa conforme al consumo, inversión y exportaciones netas. Entonces, la política monetaria instrumentada se ve limitada en el contexto actual. Pero es importante que actúen para mantener ancladas las expectativas de mediano y largo plazo”.

    El especialista considera que estas acciones no son suficientes porque deberían ir complementadas de políticas de orden público para ayudar a generar mayor bienestar, incluso política fiscal.

    “Los analistas esperamos para los próximos cinco años una inflación de 3.5%, en caso de que el Banco de México no hubiera comenzado con el alza de tasas desde junio del año pasado, las expectativas hubieran sido de una inflación de entre 4% a 5%”.

     

    ¿Quieres conocer más? Visita TheLogisticsWorld.com

    ¡No te pierdas THE LOGISTICS WORLD®|SUMMIT & EXPO identificar estrategias de planeación que te ayuden a afinar tu visión empresarial y tu planeación. Realiza tu registro y accede a nuestra agenda de conferencias gratuitas para inspírate y mantenerte actualizado.